Eso de que las oportunidades buenas solo pasan una vez en la vida creo que es verdad, o yo nací estrellado del todo. La suerte no sé si es de quienes la buscan o de quienes la tienen, no sé de verdad si se nace con ella igual como el que nace con el don de cantar bien, o simplemente viene un día cuando no te la esperas. En mi caso creo que más bien es que ya era la hora de que la mala suerte se marchara y que por fin se cerrase la puerta y se abriera la ventana de la que tantos hablan en estas circunstancias. Corrían tiempos malos en los que el trabajo no estaba por la labor de estar entre mis gustos favoritos, y debía buscar la manera de poder encontrar algo que me diera de comer antes de que el hambre pudiera acostumbrarse a estar en casa, busqué en la hostelería, claro al no tener mucha experiencia lo primero que te dicen que ya te llamarán engañándote vilmente, ¿no es mejor decir no creo que de el perfil? En fin te vas con la cabeza gacha sabiendo que tu número de teléfono ya lo han incluso desechado.

Había pocos sitios a los que acudir tan solo había trabajado en la construcción y mucha experiencia de esas cosas no tenía, podría recurrir en todo caso a ser camionero, me saqué el carnet en la mili y creo que había llegado la hora de darle un buen uso. Busqué en varias empresas de reparto, y la que más me convenció fue una en la que precisaban un transportista para trabajar en la misma ciudad sin tener ni siquiera que salir a la carretera, el problema (porque siempre tiene que haber un problema) es que necesitaba tener un camión propio con el que moverme, lo vi difícil pero no imposible, así que cuando supe que el puesto sería mío ni corto ni perezoso comencé a buscar un desguace camiones zamora en el que tenía la posibilidad de encontrar un camión de esos de segunda mano en buen estado, así fue lo encontré en sus instalaciones y a día de hoy tengo  trabajo en el que me han hecho fijo, por esta razón decía yo que las buenas oportunidades pasan tan solo una vez en la vida, y sin duda hay que aprovecharlas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *