El mantenimiento a nuestro techo siempre tiene que ser primordial, puesto que el mismo es de gran importancia para un buena conservación de la casa, además de que presenta riesgo de los cuales hablaremos más adelante, el no darle su debido mantenimiento.

Es por ello que hoy hablaremos de algunos trucos, para que puedas darle un mantenimiento optimo a tu tejado, o para que tengas noción de lo que hacen, si decides por contratar una empresa de reparaciones de tejados en Alcala de Henares u otra parte del mundo.

Lo primero que debes tener en cuenta, es que el tejado debe revisarse al menos una vez  por año, ello con el fin de que detectes si hay un problema que ameriten una solución rápida, ya que con el paso del tiempo puede ponerse más grave.

La idea con ello, es asegurarse también que la capa de revestimiento interno se encuentre en perfectas condiciones y no haya sido dañada por la humedad u otro factor climatológico.

Limpiar las tejas, también representa otro trabajo, puesto que no solo debes tener en cuenta la suciedad que puede estar alojada en las mismas, sino los nidos de pájaros, las telarañas  y demás.

Debes lavar el techo al menos dos veces por año, ello se complementa con el punto anterior, con ello también podrás eliminar la posibilidad de que crezca el moho.

Lo puedes hacer con una pistola de agua a presión, aunque la misma tampoco debe ser muy fuerte porque corres el riesgo de desprender la teja, además de que si la pistola tiene la posibilidad de agregarle un solución de cloro seria fenomenal.

Por último, si quieres puedes renovar el techo cada tanto, no porque pueda afectar dentro de la casa, pero protege mucho mejor que el tejado se encuentre así.

Para ello, los pasos a seguir son:

  • Lustrado
  • Imprimación
  • Pintura
  • Sellado

Riesgos del no mantenimiento

Si bien existe bastante riesgo de una falta de mantenimiento, hay dos que son principales, y que puede resultar un dolor de cabeza.

El primero es que una teja rota o suelta, ello puede ser un peligro por si se cae, por lo que, debes examinar cada tanto la condición en que se encuentran las mismas.

El segundo es la formación de una grieta debido a que se cayó una teja y ha dejado una grieta, aunque también pueden aparece por algún hongo o moho que esté creciendo en el lugar.

Es por ello, que debemos mantener el tejado en excelente condiciones y asi no correr ninguno de estos riesgos.