Estas son un grupo de personas vinculadas jurídicamente, con el objetivo de desarrollar una actividad comercial, o una actividad sujeta a derechos mercantiles, su diferencia respecto a la sociedad civil es que esta última no contempla actividades mercantiles, de manera legal estas sociedades sin consideradas personas jurídicas bien sean propias o distintas.

Las sociedades de este tipo suelen clasificarse dependiendo de su capital como, de capital social, de capital variable o de capital contable, y segun su constitución pueden ser, sociedad anónima, sociedad colectiva, comandita, o sociedad de responsabilidad limitada, cada una de ellas es diferenciable y reconocible legalmente.

La venta de sociedades se realiza como una forma de agilizar los procesos en la creación de sociedades nuevas, estas están desarrolladas totalmente, de manera que están constituidas, y ya poseen todos los registros necesarios para que esta inicie su funcionamiento desde el principio, ya que estas están registradas en el Registro Mercantil.

La venta de sociedades se ha vuelto algo muy común actualmente, incluso también se realizan ventas de los permisos para ser nuevo socio, dependiendo del tipo de sociedad que adquiera ser deberá considerar el pago de una unidad tributaria por la existencia y funcionamiento de dicha sociedad, considerándose la producción que aporta al estado.

Esta venta se suele realizar muchas veces como un mecanismo para optimizar la creación de las mismas o para el ingreso de nuevos socios, la venta de sociedades también se realiza cuando un socio o propietario de una sociedad desea realizar la venta total y parcial de esta, de esta manera los registros solicitados no se pierden y la propia empresa sigue en ejecución

Un aspecto a considerar de las sociedades, que es lo que le otorga ese prestigio que afecta directamente en el costo de la misma, es que la sociedad que se desee vender, de poseerlo cuente con un registro de personas que se han visto beneficiadas con los servicios o productos de la misma, esto afecta la popularidad de la sociedad y a su vez en la economía.

Para finalizar, en España la  es un proceso que cuenta con todos los apoyos legales, y jurídicos para realizarse de forma rápida y eficaz, garantizando a ambas partes que los registros actualizados no serán obstáculo para que la puesta en marcha de esta sociedad se realice con total exito, de manera efectiva y eficaz, esto es muy bueno si se desea activar la misma.