La nueva película de la serie Breaking Bad, conocida como El Camino de los flahsback, llegó haciendo mucho ruido sobre lo que traerá para los fans de ésta icónica serie de crimen y descontrol, una historia que a seis años de su finalización sigue estando en boca de todos los fans y no tan fans de la misma.

Lo cierto es que seta excelente serie obtuvo se éxito por un sinfín de cosas, sobre toda la interpretación de los actores para darle vida a los personajes, pero la clave de su éxito más evidente fue el ciudado en los detalles que su creador, Vince Gilligan, mantuvo durante toda la producción de la misma.

¿Qué mensajes ocultos fueron más resaltantes?

Así como Breaking Bad tuvo ese factor de profundización tan cuidado como los detalles, se espera que El Camino de los flahsbacks goce de la misma calidad, mostrando tantos detalles como la serie en la que se basa y donde el autor ha dejado muy clara su intención; ahora bien, los mensajes subliminales estuvieron aquí:

  • La intro: El primer mensaje subliminal aparece, nada más y nada menos, que en la intro de cada capítulo, donde podemos apreciar la formula química C10H15N y el número 149,24; ¿qué significan? Pues son los datos de la metanfetamina, la droga que los protagonistas cocinarán y distribuirán.
  • Uso de colores: Durante la presentación de los personajes de la serie, podemos ver el sutil uso de la influencia del color en todas partes; un ejemplo de esto es el apellido de los protagonistas, White y Pinkman, así como el nombre Skykler de la esposa de Walter, que hace alusión al azul del cielo y la ropa amarilla de Gus.
  • Origen de los nombres: Una vez los nombres son protagonistas, y es que el alter ego de Walter, Heisenberg, es un guiño al físico reconocido; así mismo, su hija Holly es llamada así por la novia de Gilligan, Hank Schrader surge del químico Schrader y la misma madre de Gilligan es la vecina de Walter.
  • Guiño a TWD: En la serie vemos una escena donde Walter le regala un auto a su hijo, un Dodge Challenger, pero su esposa le pide que lo devuelva al gerente del concesionario donde lo compró, un hombre llamado Glenn; curiosamente, este auto es el que conduce Glenn en los primeros episodios de The Walking Dead.

Si lo pensamos detenidamente, es posible que El Camino de los flashbacks reciba la misma cantidad de detalles que tuvo Breaking Bad en su momento, siendo la caza de mensajes ocultos un motivo más para ver ésta cinta este mismo fin de semana, aparte de que todos queremos saber que pasó con el pobre Jesse después de huir.