En Sevilla se encuentran variados tipos de edificaciones con azoteas de libre acceso o helipuertos, hospitales, pasillos externos, empresas metalúrgicas, escaleras, ventanas, terrazas, pasamanos, pasarelas, etc., y estos es normal ver personas apoyadas en estructuras metálicas que funcionan como margen, evitando accidentes y permitiendo observar la lejanía desde las alturas.

Algunas personas se preguntarán que son estas estructuras, como se construyen, sin saber que no es más que barandillas de seguridad, que al prometer una fácil instalación ofrecen seguridad a las personas.

Las barandillas de seguridad son sistemas diseñados para la protección en los márgenes y cumple con muchas funciones, aunque la principal es apreciada en los límites de terrazas, pasarelas o en edificaciones de alturas peligrosas, dando fácil acceso para los trabajadores y para las personas que transitan sobre estas. Su forma geométrica permite una más rápida y sencilla instalación, ya que se componen por tuberías conectados entre sí formando un perímetro de altura segura para uno o varios individuos.

Beneficios de su uso.

Las barandillas de seguridad ofrecen confianza y a su vez convierten una zona prohibida por su altura en un área atractiva, pues a la mayoría de las personas les gustan los lugares altos y al encontrarse con este sistema de seguridad se pueden evitar caídas y accidentes.

Diseño de barandillas de seguridad.

El diseño de las barandillas de seguridad que mayormente encontramos es el cuadrado, asimismo también pueden ser rectangulares, oblicuos o curvos, obedeciendo con las características propias de la edificación donde se encuentren, las normas de seguridad y la estética de la misma.

Materiales y estructuración de su construcción

Las barandillas de seguridad son principalmente construidas en Aluminio, aunque también pueden ser combinaciones de aleación del Aluminio con el Manganeso que mejora su resistencia a la tracción, en Acero Inoxidable o en Acero Galvanizado, su calidad, resistencia y eficacia dependen del material en el que se construya.

Su estructura es ensamblada por medio de la conexión de tuberías, formando cuadriculas en forma de cerca que evitan que las personas traspasen entre las barras, su altura puede variar conforme al diseño, características, función y estética, siendo capaces de alcanzar una altura de hasta 1.10 metros, por supuesto cumpliendo con la relación: mientras más alta sea la barandilla de seguridad, más confianza ofrece.

Para culminar, cabe destacar que para la construcción de barandillas de seguridad se deben tomar ciertas consideraciones con respecto a la preservación de la vida y la seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *