El mundo de la mecánica es inmenso y cada vez se amplía más. Quienes dominan el tema, aunque sea un poco, conocen el nombre de muchas de las piezas que son utilizadas. Sin embargo, hay una gran cantidad de repuestos que tienen nombres bastante extraños y, en algunos casos, ni se les sabe su función.

Utilidad de algunas piezas de coches

Los nombres que reciben las piezas automovilísticas varían según el país, como sucede con todo; no obstante, las hay extrañas incluso dentro de un mismo país. A continuación, se explica brevemente la función de algunas de estas rarezas:

Presostato de aceite: su función es controlar la presión que tiene el aceite en el cárter. Este va conectado a un testigo de presión de aceite que se ubica en el salpicadero o en el ordenador, en caso de que lo tenga. El indicador se apaga cuando la presión es normal al girar el motor, en caso contrario se mantiene encendido. Si se continúa circulando al suceder esto último, estaría expuesto a que el motor se averíe.

Cojinetes: ellos están presentes en diversos sistemas del coche. Se les puede hallar en el embrague, las ruedas y hasta en amortiguadores. Una falla en ellos ocasionaría que la rueda no gire, y su mal estado suele provocar problemas a la transmisión debido a un mal rodamiento.

Válvula mariposa: en algo tan rústico como los motores se hace extraño un nombre como este. Son muy comunes en los coches con motores de inyector. Esta es la encargada de controlar el aire que entra en los cilindros, gracias al circuito de colectores de admisión, es decir, ella regula el aire que se usa en el proceso de combustión. Una placa en forma de mariposa, a la cual le debe su nombre, gira sobre un eje aumentando o disminuyendo la circulación del aire.

Balancines: en algunos países también les dicen “patitos”. Su labor es empujar a las válvulas de escape y admisión, permiten que se abran en el momento indicado y se pueda sincronizar los tiempos del motor. Los balancines son activados por el árbol de levas a través de un empujador.

Sin importar lo extraño que una pieza se llame, puede encontrar la que necesite para reparar su coche si sabe bien dónde buscar. Una buena opción son los desguaces, porque son económicos y  de calidad, visitando www.piezasdesegundamano.es podrá localizar los componentes que requiera sin siquiera salir de su casa u oficina.