Si de algo debemos estar seguros a la hora de coger un coche es que este va en óptimas condiciones de uso, ya que de lo contrario estaremos poniendo no solo en peligro nuestra vida sino la de otras muchas personas. Me parece que hasta que no nos demos cuenta de que el coche es un arma que nos puede matar, no vamos a ser conscientes de verdad de la importancia de tenerlo todo siempre en regla. Me hace gracia en muchas ocasiones oír a gente que se queja cada vez que tiene que pasar la ITV sin que nadie sepa que gracias a esa revisión es como va a saber que su vida corre grave peligro, sin saber que gracias a la persona que la realiza va a poder saber que parte de su coche debe revisar o va en mal estado. Hay veces en las que damos larga a cosas importantes, es curioso ver como hay quien se justifica en que ya lo hará cuando pueda o incluso el mes que viene que estaré algo más desahogado, y gasta en cosas que no tienen importancia, gente que prefiere salir a cenar una noche sabiendo que ese dinero lo puede invertir en su propia seguridad, debemos pensar en las consecuencias fatales en las que puede derivar unos recambios en mal estado, por ello hay que hacer todo lo posible por que se mantengan siempre cuidados.

Por ejemplo, los neumáticos, que levente la mano quien le da la importancia que merecen, seguro que sois pocos las que habéis hecho intento de levantarla, ya lo sé por eso lo he preguntado, porque no todo el mundo se toma el tiempo de ir al taller para ver en qué estado se encuentran, no miran la presión ni se molestan en ir en busca de un manómetro para controlarla, pasos sencillos que pueden al final salvarlos de una buena. Es tan importante que conozcamos todo de los neumáticos que si lo supiéramos de verdad nos lo aprenderíamos de carrerilla, lo único que debemos tener claro es que hay que estar pendientes de ellos, aunque de verdad no sepamos nada más, con eso basta, ya que al estar pendientes vais a saber cuándo ha llegado la hora de visitar neumaticosxpoco e ir en busca del neumático perfecto para poder conducir vuestro coche sin miedo alguno.