Si estás pensando en comprar un coche nuevo y quieres deshacerte del anterior, será una muy buena opción que lo puedas vender a un desguace. En caso de que quieras vender un coche al desguace en asturias las mejores tasaciones que encontrarás en el mercado te las dará Desguaces Perezoso, con los precios más ajustados del mercado.

Esta será siempre la mejor solución si quieres dar de baja tu coche, o si quieres obtener algo de dinero con su venta puedes acudir a un concesionario. También puedes optar por la venta en el mercado de segunda mano entre particulares, pero esto puede resultar en mucho más trabajo.

Entrega tu coche a un desguace

Si el vehículo es muy antiguo y no está en condiciones para cumplir con los requisitos mínimos de la ITV, lo mejor es recurrir a un desguace que recoja el vehículo. Esto debido a que tendrás que acudir a un CATV porque son los únicos que pueden realizar el trámite y cuentan con licencias municipales para ello.

Si el coche ha sido declarado siniestro después de un accidente grave, el seguro será el encargado de ocuparse de llevar el coche hasta el desguace. En el caso de siniestro, la baja será obligatoria, porque el vehículo no es apto para la circulación por los desperfectos que haya sufrido.

¿Cómo se cursa la baja definitiva?

Las bajas definitivas son irrevocables y los vehículos serán destruidos una vez que se haga el proceso. Para que se pueda hacer el trámite de baja, tendrás que entregar los siguientes documentos:

  • Debes llevar el coche al CATV, bien sea por tu cuenta, por parte de la compañía aseguradora o por parte de un desguace.
  • Ficha técnica que contenga todos los datos del coche.
  • Permiso de circulación del vehículo expedido por la DGT.
  • Fotocopia de tu DNI o NIE.
  • Firmar la solicitud de baja definitiva.

¿Qué se obtiene al final del proceso?

Ten en consideración que una vez que termines con el proceso, se te entregará el certificado de destrucción del vehículo, y el justificante de baja definitiva de la DGT. Es vital recibir estos documentos no podrás justificar la baja ante ninguna autoridad.

En caso de que tuvieras el impuesto de circulación pagado podrás reclamar los meses que aún no hubieses disfrutado debido a la baja definitiva del coche. Esta reclamación se debe hacer en el ayuntamiento que efectuaste el pago, y donde estaba registrado el impuesto de circulación.